viernes, 17 de diciembre de 2010

volver a mí

Ya casi, ¡por la mierda! ya casi.
Me la pasé así el año, mirando más allá de lo que llevaba para calcular el tiempo que restaba, inconscientemente teniendo aquella actitud mediocre, fatalista, poco PAULA, poco yo. Mamá el otro día habló conmigo, fue una conversación casual, de sobre mesa, dónde normalmente termino llorando (sólo por ser una sensible de mierda, haha). Mi futuro era el tema, bueno, en realidad mi futuro es EL TEMA. Noté que me desconoce, noté todo lo que cambié, noté la evolución de mis pensamientos, noté que aquellos momentos de orgullo para mi mamá se estaban acabando (al menos sobre mí) y noté cuanto quiere volver a verme igual, pero noté algo más importante, noté que yo quiero cambiar, que voy a cambiar y que soy capaz. Noté que no por nada a Mamá se le inflaba el pecho cada vez que hablaba de mí, que no por nada cada vez que podía se jactaba de la hija que tenía, que quiere lo mejor para mí y que no puedo, no debo y no quiero devolverle torciéndole la mano, al único que tengo que torcerle el brazo es a mi flojera, a mi repentina mediocridad, a mi maldita comodidad y luego, sonreír, o bien, hacerlo en ruta de. 


                        Because you're loved, you'll love you. 

5 comentarios:

hakunamatata dijo...

justamente en algo asi andaba pensando ayer, a veces hay que reacomodar las prioridades.. Un besote y suerte.

HollyQueen! ♥ dijo...

Suerte en todo bonita (:

Brujaa dijo...

Pues sacudete y vuela
es todo lo que necesitas!!
suerte C:

Lucy in the sky with diamonds. dijo...

me encanta tu blog, un beso ♥

Mayra dijo...

:) un beso, y suerte en todo.